Meditación y Mindfulness

paz_interior

«Todo momento es un regalo de la vida.” Thich Nhat Hanh

La atención sostenida es la puerta de entrada a la quietud. El mindfulness y la meditación son herramientas esenciales para conectar con el aquí y ahora, para vivir una vida consciente y en presencia y para ir más allá y conectar con esa parte más esencial y elevada que nosotros también somos. Es practicando e integrando esta forma de vida como llegaremos a ser conscientes de que somos más que nuestros personajes y voces, que existe un lugar más elevado en nosotros: la consciencia testigo y que somos uno con este Universo y todo lo que en él habita. Se trata de dar un paso más en nuestro nivel evolutivo…de bajar un peldaño más hacia nuestra consciencia.

El silencio y la práctica de la atención plena juegan un papel importante en la terapia transpersonal, ya que en ésta no sólo se trabaja el nivel persona, sino que paralelo a éste y a través de los diferentes ejercicios y técnicas propuestas a la persona, se va alcanzando cada vez un mayor grado de consciencia; una mirada interna más profunda, que ayudará también a mantenerse en un mayor equilibrio ante los distintos conflictos y devenires de la vida y, por tanto, será de gran utilidad para nuestro camino en el nivel más personal.

«¿Cómo se desarrolla la facultad de la atención y la vivencia del ahora? Una de las prácticas más reconocidas y eficaces en esta expansión de la consciencia es el entrenamiento meditativo …Se trata de una práctica contemplativa que conlleva observación y el consiguiente aquietamiento de la corriente mental como puente a una dimensión transpersonal más allá del pensamiento» (Extraído del libro , José María Doria (director de la Escuela Española de Desarrollo Transpersonal).

Entrenarnos en conectar con el momento presente puede reportarnos muchos beneficios. Es la forma de aquietar nuestra mente, rebajar la ansiedad, el miedo, los pensamientos repetitivos, conectar con nuestra intuición y desidentificarnos de aquellos personajes que creemos ser. En el silencio nos deshacemos de nuestras máscaras y temores y nos situamos en el ahora; en el momento real y único. Los resultados de este entrenamiento, acaban reflejándose también, necesariamente en nuestra manera de afrontar nuestra realidad cotidiana, aumentando la concentración y la sensibilidad y permitiendo un mayor disfrute de los detalles pequeños; expandiendo nuestra consciencia y colocándonos en apertura ante la vida.

Si quieres contactar conmigo, puedes encontrar un formulario de contacto y mis datos AQUÍ.